jueves, 25 de diciembre de 2008

LA NAUSEA DEL EXTRANJERO


Es terrible descubrir que existes... Al igual que todos los demás me arrastro por una vida sin sentido a la cual no busco explicación ninguna. Es un absurdo día a día que va minando mi consciencia y que me hace simplemente estar ahí, sin preguntarme por qué o para qué. Todos los proyectos se van desvaneciendo en la niebla que rodea todo, que lo cubre todo... que es todo.

La absurda idea de que somos especiales deja de tener sentido cuando borramos los colores con que el hombre adorna la vacía existencia: luces de colores, fantásticos e inexistentes seres que nos aman, filosofías trasnochadas que ciegan el entendimiento, que nos hacen creer que nuestra vida es importante. Estamos tan de paso que ni siquiera dejaremos huella.

La nausea del descubrimiento me invade y me transformo en un extranjero sumergido en mi propio entorno: nunca podré escapar de mí misma, de mis circunstancias, de mi propia vida.

Estoy aburrida de existir, de ser... de intentar ser. Cansada de gritar que soy un individuo olvidado por una sociedad que me ahoga en estúpidas leyes ininteligibles, que me impone una moral absurda y falsa, que me vende un futuro inexistente. Siento que ya no pertenezco a ninguna comunidad, porque ninguna comunidad me ha ofrecido nada nuevo que me impulse a sentir.

Si remuevo los fantasmas se me juzga por mi crimen de destapar la evidencia que se esconde tras el decorado. No importa, no me importa el juicio ni la sentencia, desprecio al jurado y al juez,
y como Meusault me gustaría pedir un último deseo:


"Para que todo sea consumado, para que me sienta menos solo, no me queda más que desear en el día de mi ejecución la presencia de muchos espectadores que me acojan con gritos de odio."




miércoles, 17 de diciembre de 2008

A medida que va pasando el tiempo, deseo que pasen más rápido los años. Es decir, quiero que pase este año y que llegue otro... nunca es un buen año, pero todavía queda la esperanza de que el próximo lo sea. Esa "mijita" de sentimiento verde que todavía poseo es lo único que me queda para seguir caminando.
Y el "quizás" que encabeza mis pensamientos:
Quizás mañana sea diferente
Quizás esto sólo sea un sueño
Quizás nada de lo que me pasa es real
Quizás todo cambie
Quizás el año próximo no me sienta tan sola frente a todo
Quizás encuentre lo que busco
Quizas llegue a ser lo que deseo
Quizás....

Quizas llegue el momento en el que podamos escapar y dejar todo, marcharnos lejos y nacer otra vez.

lunes, 15 de diciembre de 2008

viernes, 12 de diciembre de 2008

DERECHOS HUMANOS: Derecho a una muerte digna




¿QUIÉN ERES TÚ PARA OBLIGARME A VIVIR?
¿QUIÉN TE HAS CREÍDO QUE ERES PARA JUZGARME Y CONDENARME AL DOLOR Y LA DEPENDENCIA?

domingo, 7 de diciembre de 2008

BALADA DE OTOÑO


La lluvia sigue cayendo tras los cristales, igualito que en la canción de Serrat, sólo que no hay soledad. Es hermoso ver la lluvia caer al otro lado de la ventana.

Hemos asado castañas. Preparar el fuego, cortarlas, cuidar que no se quemen.... Se ha disparado mi memoria olfativa y he viajado al pasado: una tarde otoñal de domingo, camino del cine a ver Ben Hur y la obligada parada en el tenderete de la castañera, esa señora amable de manos siempre negras, como su luto, como el carbón que la calentaba y que hacía crepitar las castañas en la gran perola de metal. Risas, ilusión -teníamos la vida por delante-, inocencia... felicidad.

Creo que esa época ha sido la única plenamente feliz de mi vida: todavía era una niña.

Hemos asado castañas y le he contado cómo nos calentábamos las manos agarrando fuerte el cucurucho de papel de periódico. Ha viajado a mi infancia, hemos compartido un poco de felicidad infantil... aquella de la que no disfrutó, la que añora sin conocer. Pero no importa, yo gocé de demasiada, tanta que puedo compartirla.


Un momento de felicidad... el mayor tesoro que existe y que estaba escondido en un cucurucho de castañas. En el pasado y en el presente.


Y le he contado que echo de menos las manos de mi madre arropándome con la bufanda,la punta de la nariz roja de frío, poniéndome las manoplas que no me dejaban coger nada... ¡Qué corto fue ese tiempo de tus manos en mi cara!

Y recordé el traje de los domingos de mi padre y su mirada, la cartera nueva que le habíamos regalado mi hermano y yo el día del padre, y su pelo siempre perfectamente peinado...

Y lo recordamos juntos, lo vivimos juntos, ahora tenemos un pasado lejano compartido.


El presente es difícil y el futuro es incierto, oscuro... pero el pasado...ese es mío, nuestro ahora. Hemos compartido risas infantiles, si hubieras mirado a través del cristal habrías visto dos niños asando castañas.

sábado, 6 de diciembre de 2008

martes, 2 de diciembre de 2008

IGLESIA VERSUS LIBERTAD. (vamos, lo de siempre)

Otra más, y no se cansan de que se les vea el plumero.
Francia -con un gobierno de derechas, por cierto-, ha propuesto a la ONU que tome la iniciativa para despenalizar la homosexualidad en todos aquellos países (91) en los que está perseguido ser como eres, una opción sexual tan común en cualquier especie animal, una forma de vida tan natural como otra cualquiera -lo antinatural, sin duda, es el celibato... ya que el fin de cualquier especie es la perpetuación de la misma... así que...juzga-.

Bonita iniciativa, un paso más para la igualdad y el respeto.

O sea: habrá que aplaudir esta propuesta francesa si de verdad respetamos, queremos ayudar y amamos a nuestros semejantes (principios del cristianismo).
Noticia inmediata:

El Vaticano se opone rotundamente a la despenalización de la homosexualidad. Supongo que tendrán miedo de que otros países, al igual que ha hecho España, legalicen los matrimonios gays... porque otra razón no encuentro.

Prefieren que sigan las torturas, la pena de muerte, las cadenas perpetuas... todo muy cristiano, sí.


Claro que después de condenar el uso del preservativo para paliar el contagio del SIDA, alegando no sé qué ¿¿??, que se puede esperar.


No lo entiendo y no lo entenderé nunca, ¡que alguién me lo explique, por favor!!!

Pero ahora no... que estoy muy cabreada.